Ahora que parece que hace un tiempo que ha resurgido la venta de inmuebles tras la crisis  es un buen momento para comentar los trucos, tretas y mentirigillas que utilizan las inmobiliarias para procurar vender las viviendas de sus clientes…en un interesante artículo publicado por el diario elmundo nos las desgrana y analizan para conocimiento y «aviso a navegantes» de todo aquel que esté pensando comprarse un inmueble….

«El estudio ha desvelado como el 90% los anuncios inmobiliarios cuentan con inexactitudes y hacen perder a los compradores cerca de «100 horas»

Comprar una vivienda es una de las situaciones más estresantes que atraviesa una persona a lo largo de su vida. Además de requerir una importante inversión económica, supone atravesar un largo proceso conociendo el mercado, visitando viviendas y negociando, con el propietario y las entidades bancarias, hasta firmar la operación.

En todo este recorrido la búsqueda se hace más tediosa cuando el potencial comprador va descubriendo que, cerca del 90% de las propiedades que se anuncian en los portales de vivienda, acumulan al menos una o dos «inexactitudes» -o mentiras- sobre sus cualidades. Estos trucos suponen para el potencial comprador perder cerca de 100 horas de su tiempo visitando propiedades que no cumplen con sus expectativas., afirma Ernesto Pérez Olivera, director general de Indivisa Personal Shopper.

Con el objetivo de facilitar esta labor, la compañía Indivisa Personal Shopper Inmobiliario, ha seleccionado algunas de las «inexactitudes» más frecuentes en el mercado inmobiliario español:

1- Excelente ubicación.

Este es uno de los trucos más habituales para llamar la atención sobre una vivienda. Ocurre especialmente en las zonas con mayor reconocimiento, como el Barrio de Salamanca, El Viso, Almagro, etc. Desde la compañía han observado como viviendas que se publicitaban con vistas al parque del Retiro se encontraban a 700 metros de este.

2- Gastos de comunidad:

Los gastos de comunidad influyen en la decisión de compra. Indivisa ha comprobado como un piso se anuncia con unos gastos de comunidad de 100 euros y tras varias averiguaciones han comprobado como «la comunidad habia aporbado una derrama que superaba ampliamente esa cantidad».

3- La superficie del inmueble:

La compañía apunta que esta es una de las «falsedades más burdas y que menos se prestan a interpretaciones«. Sin embargo, Pérez Olivera ha detallado que «en casi todas las viviendas nos encontramos que se anuncia un precio total que no coincide con la valoración precio metro cuadrado por superficie real, con el consiguiente perjuicio para el comprador».

4- Piso acogedor, ideal parejas, piso con muchas posibilidades: igual a piso pequeño.

5- Para entrar a vivir:

Para la firma esta definición es muy subjetiva. Para muchos compradores significa, afirma el responsable de Indivisa Personal Shopper Inmobiliario, que solo es necesario pintar. Otros asumirán que necesita, además de pintura y acuchillado, algunas pequeñas reparaciones. Sin embargo, «lo que no es aceptable es encontrar, bajo este llamativo titular, pisos con reformas realizadas hace más de siete u ocho años, con su consiguiente necesidad de reforma de la vivienda».