Artículos de mi archivo por estar de vacaciones

                                                               vacaciones 4

Indignado, impotente y malhumorado, así me entró el otro día al despacho un cliente, prácticamente ignorando mi presencia directo de la puerta al pasillo bufando como un  un toro Miura , mascullando a lo bajo mil y una letanías … «como es posible que tengan el valor…se van a enterar…que se han pensado»….

Cuando transcurrido unos minutos conseguí serenar al cliente y centrarse para que  fuera capaz de explicarme que le sucedía …entendí que debido a su alterado estado de ánimo me iba a ser complicado decirle que, a pesar de las apariencias…no tenía razón….

praxis 6B

Empezó su exposición de los hechos  relatando que, al igual que todo el mundo él pagaba las cosas cuando podía que no es lo mismo que cuando querría o debería…lo que con el tiempo, a pesar de que consideraba que  no se le había desbordado el tema hacia que, la relación con su entidad financiera, por mutuo interés fuesen dentro de una corrección tensa…él tenia por otra parte , otra cuenta desde hace tiempo, un pequeño rincón para sus emergencias que, gracias a Dios y hasta la fecha no había tenido que tocar porque iba trapicheando el tema como podía hasta a fecha de hoy pero, a su criterio, sin necesidad imperiosa de utilizarla…

Por otra parte el no negaba que, desde hacia ya casi un mes la cuenta con la que operaba y hacia los movimientos habitualmente, estaba en descubierto, un descubierto del que le habían comentado ya, por escrito y por teléfono que debería cubrir antes de que finalizase  el mes, hace una semana y media dijo al al banco que era inminente el cobro de unas cantidades que destinaría íntegramente a cubrir ese descubierto, pero en unas de las conversaciones telefónicas tuvo que reconocer que no le habían pagado…en esa misma conversación el banco le sugirió que utilizará el dinero disponible en la otra cuenta para dejar el saldo cubierto…él cliente dijo que no, que ese dinero era para emergencias suyas y que al final de mes subsanaría la situación…y que, como la propia entidad decía que, a final de mes tenía que tener el descubierto cubierto y, en consecuencia el asunto resuelto pues tranquilos…que lo estará…

Pero…la realidad es muy tozuda y dura y, al llegar final de mes no pudo cubrir su deuda…sin embargo, a pesar de lo que esperaba, la entidad no le llamó de inmediato…mejor, pensó, de hecho saben ellos que tarde pero cumplo…y nada…ya pagaré…pero cuando le llegaron los extractos de movimientos a su domicilio y comprobó que, SIN SU PERMISO NI  CONSENTIMIENTO habían  utilizados el dinero de «su cuenta de emergencia» para cubrir su descubierto…montó en ira contra la oficina….y vino a mi despacho con la intención de que, en su nombre pusiese la correspondiente denuncia contra la entidad…

Y casi peligra mi integridad física cuando le dije de la manera más suave posible pero a la vez clara que el banco, en caso de descubierto puede compensar, sin consentimiento del titular, con otros saldos que posea el titular…lo siento pero es así, parece una mala praxis bancaria pero no lo es…