Esta es la  primera frase que me suelen espetar los clientes al otro lado del teléfono antes, incluso, de dar los buenos días… cuando reciben una demanda reclamándoles una deuda (hoy veremos que es lo que pasa y que podemos hacer desde el punto de  vista del deudor- otro día lo veremos desde el demandante…

Mezcla de sorpresa, de rabia y miedo…algún día debía de llegar pero no por ello nos deja de sorprender y sobresaltar…cuando llega…

La deuda ya hace tiempo impagada porque las circunstancias hacen que, desgraciadamente, no podamos hacerla frente estaba latente y parecía congelada…”porque hace tiempo que no nos decían nada…” pero esa sensación no era más que la calma que antecede a la tormenta…

Y claro esta, cuando nos suceden estas cosas a las que, nosotros, como personas de bien, ni estamos ni queremos acostumbrarnos pues… saltan todas las alarmas y procuramos acudir en  busca de ayuda u apoyo  para saber que hacer, como reaccionar y, no menos importante, que es lo que va a suceder a partir del momento en que recibimos ese legajo del juzgado…(te ayudamos aquí)

Pues ante todo tranquilidad pues hay lo que hay…nos pongamos como nos pongamos….y, una vez transcurrido los primeros momentos de lógico desconcierto y sobresalto….serenarnos y disponernos a leer y releer, si vemos que no nos enteramos por los nervios, para saber que y quien nos reclama…

Así que siéntese con un lápiz y un papel al lado para ir tomando nota de las cuestiones importantes que contiene el mencionado documento y así poderse hacer una composición real de la situación.( te ayudamos aquí)

Empiece por enterarse que entidad o empresa ha iniciado un procedimiento monitorio  (así se denomina el procedimiento judicial específico que se sigue para reclamarnos las deudas) contra ti, si es que si desgraciadamente sabes que existen varios acreedores al acecho a causas de tus impagos, así como la cantidad total que te reclama que suele ser la totalidad de la deuda pendiente más intereses o gastos independientemente  que sólo hubiera pendientes algunas cuotas…el vencimiento de la deuda es total y te reclaman en consecuencia la totalidad de la deuda…

El juzgado, en el mismo escrito te da un plazo de 20 días para que pagues o te opongas si considera que debes oponerte…

Dentro de este plazo puede ocurrir tres cosas:
La primera es que pagues… (cosa rara en este ejemplo pues no me refiero al moroso vocacional o profesional que paga cuando no hay más remedio,   sino al que no paga porque no puede)…si pagas se acabó el asunto…

La segunda es que ni pagues, ni te opongas, es decir, simplemente que no hagas nada… esta es la actitud que, desgraciadamente, adoptan una mayoría, no pueden pagar e implícitamente reconocen la deuda porque es la que es, a pesar de que no puedan hacer nada pero, tampoco en consecuencia, tienen motivos para oponerse…”hay lo que hay”…

Y la tercera  que te opongas…en este caso hay que distinguir, a su vez, dos posibilidades:

Si la deuda reclamada no supera los 6.000 euros, se les citará para un Juicio Verbal, al que deberá acudir con las pruebas que estimen oportunas. Si la cantidad reclamada excede de 2.000€ o trate  sobre rentas o cantidades debidas por el arrendamiento de finca urbana, entonces tanto para el escrito de oposición de la persona deudora como, para la asistencia a este juicio será obligatorio contar con abogado y procurador.

Ahora bien si la cantidad reclamada es más de 6.000 euros, el demandante tendrá un mes para   presentar una demanda de Juicio Ordinario en reclamación de la deuda Si no presenta la demanda, se dará fin a las actuaciones y deberá afrontar las costas ocasionadas a la persona deudora (honorarios de abogado procurador, etc.).

En estos dos casos si hay juicio Verbal u ordinario se estará a la resultas del juicio pero… si ni pagas ni te opones pasados los 20 días el juzgado dará la razón al demandante y este, con esta resolución podrá solicitar que se te ejecute…

Si deseas realizar una consulta sobre este tema, puedes hacerlo en estos  enlaces: 

Adquiere el pdf “Me ha llegado una demanda…¿y ahora qué?…         Haz una consulta…