Curioso por el afán lógico de comparación los sueldos que se cobran aquí  respecto a nuestros vecinos, es por ello por lo que reproducimos este artículo de expansión

“Los sueldos medios en España son en muchos casos inferiores a los de las grandes potencias europeas.

 

 Ver aquí  el gráfico ilustrativo

En España se cobra poco. Lo dicen las estadísticas europeas: Eurostat sitúa el salario medio nacional por debajo del de la Unión Europea y la zona del euro, donde las retribuciones por hora trabajada son un 39% superiores. Lo confirman también numerosos estudios laborales: la última edición del Monitor Anual Adecco sobre Salarios, por ejemplo, cifra el sueldo español en 1.640 euros brutos anuales, casi un 18% por debajo de los 1.995 de la UE. Lo lamentan asimismo los propios trabajadores: los españoles son los ciudadanos europeos más descontentos con la remuneración que obtienen por su trabajo, según Nielsen. Y lo corrobora el análisis pormenorizado por profesiones, que deja a España en el furgón de cola de las retribuciones.

En concreto, en más de la mitad de las 36 profesiones analizadas por EXPANSIÓN a partir de la base de datos de la consultora norteamericana PayScale los profesionales de España (la cuarta economía del euro) salen perjudicados respecto a otros grandes países desarrollados. Los datos se pueden consultar aquí.

Los españoles no sólo cobran menos que en Estados Unidos, Reino Unido, Alemania o Francia, las dos primeras potencias de la divisa europea. También las nóminas en las profesiones concretas estudiadas son en la mayoría de los casos más bajas que en Italia (a la que España acaba de superar en renta por habitante) o que en los Países Bajos, considerado para muchos como un paraíso laboral, pero por detrás de España en el ránking económico mundial.

En general, en España se cobra menos que en Italia (con menor renta por habitante) y Holanda (peor situada en el ránking económico mundial)

Esta diferencia no entiende de categorías dentro de la empresa ni del nivel de formación entre profesiones, pues se reparte por todo igual por todo el escenario laboral. Así, según PayScale (que sólo recoge datos para trabajos con una base estadística representativa) afecta tanto a consejeros delegados como a profesores, pasando por científicos, directores de ventas, economistas o recepcionistas.

Los primeros, los CEO, cobran de media en España 97.808 euros brutos anuales, un 64% por debajo de los 160.900 euros de los Países Bajos. La menor brecha salarial se corresponde con Italia, con 109.200 euros, un 12% más. En Reino Unido, son 110.430 euros (un 13% más); en Alemania, 118.450 euros (un 21% superior); en EEUU, 142.570 euros (un 46%% más elevado), y en Francia, 154.840 euros (un 58% más) -ver cuadro adjunto-.

Un consejero delegado cobra un 64% menos que en Holanda o un 11,6% menos que en Italia

Entre los conocidos como los profesionales del C-Suite, la situación se repite entre los directores generales de Tecnología (CTO) y los de Finanzas (CFO). Los primeros, en un contexto en el que cada vez hay más profesionales de este perfil, cobran una media de 46.120 euros (frente a los 133.730 euros de EEUU, donde más ganan). Los financieros ingresan 71.215 euros, lejos de los 141.950 euros de los holandeses, que lideran el ránking. Del mismo modo, los directores de márketing y los de Recursos Humanos, los jefes de Operaciones y los de Servicios Informáticos, también tienen nóminas inferiores que en otras grandes potencias.

Otras profesiones

El sueldo medio de contables (27.185 euros) y economistas (25.500 euros) queda asimismo por debajo, hasta tal punto que las nóminas de estos trabajos en otros países son hasta 2,6 veces superiores. Lo mismo sucede con los community managers (con 16.090 euros de media, frente a los 43.400 euros del mercado norteamericano) y con los científicos investigadores. En esta categoría, la nómina española se reduce a 32.750 euros, la mitad que en EEUU (con 68.300 euros) o un 6% por debajo de los 35.000 euros de Italia.

Destacan también en la lista los profesores, traductores, dentistas, periodistas o recepcionistas. Todos ellos tienen los menores salarios de las economías estudiadas, en un análisis en el que llama la atención que España no goza de la mayor retribución en ninguna de las profesiones analizadas. No sorprende que, en general, las nóminas más altas estén en EEUU y Alemania, si bien economías como la italiana también puede presumir de los ingresos más elevados en determinados trabajos.