No es nuevo de hecho sé  que apareció y se esparció  por las redes hacia octubre de 2013 y hace tiempo que lo leí…y, me gusto mucho es contundente, brillante y brota con aquella facilidad, inteligencia y naturalidad que muy pocas personas, en mi opinión, son capaces de escribir…

Y el otro día me acordé de él, en estas fechas en que TODOS los políticos saben que han de «renovar sus poltronas» nos quieren convencer de que sus éxitos son los nuestros de que sin ellos…nada sería posible me parece una canallada…

 

Yo cada vez creo menos en los políticos…¡en ninguno!…pues nos venden milongas mientras nos putean en exclusivo beneficio propio y de eso es de lo que en definitiva habla Antonio Gala…de las putadas, las canalladas….

Siempre ha sido  de verbo fácil, harmonioso, sincero y lógico, que embelesa, al menos a mi, los oídos, hable de lo que hable…pero cuando, además  dice verdades como puños, que todos sabemos o intuimos puede convertirse en «un arma letal»…incontestable.

 

Siempre me ha gustado, lo reconozco, es culto, natural, sensible, inteligente y sus opiniones para mi son de lo más respetables y emitidas con indudable criterio y conocimiento de causa….

 

Por ello, hoy le cedo mi humilde púlpito, mi pequeña ventana  de comunicación con vosotros para que exprese con claridad, naturalidad y autoridad, sin tapujos ni pelos en la lengua…

 

¿QUÉ ES UNA PUTADA? (por Antonio Gala)

Spanish writer Antonio Gala poses for photographers during the presentation of his new book 'Los papeles de agua' in Seville September 23, 2008. REUTERS/Marcelo del Pozo (SPAIN)

                                                                                             Foto de Antonio Gala publicada en elcorreo.com

· Putada, es comparar la jubilación de un diputado o diputada con la de una viuda.

· Putada, es que un ciudadano tenga que cotizar 35 años para percibir una jubilación y a los diputados les baste sólo con tres o con seis, según el caso, y que los miembros del gobierno para cobrar la pensión máxima sólo necesiten jurar el cargo.

· Putada, es que los diputados sean los únicos trabajadores (¿?) de este país que están exentos de tributar un tercio de su sueldo del ISR.

· Putada, es colocar en la administración a miles de asesores (léase amigotes con sueldo) que ya desearían para sí los técnicos mejor cualificados.

· Putada, es el ingente dinero destinado a sostener a los partidos, aprobados por los mismos políticos que viven de ellos.

· Putada, es que a un político no se le exija superar una mínima prueba de capacidad para ejercer su cargo (y no digamos intelectual o cultural).

· Putada, es el costo que representan para los ciudadanos: sus comidas, coches oficiales, chóferes, viajes (siempre en gran clase) y tarjetas de crédito por doquier.

· Putada, es que sus señorías tengan casi cinco meses de vacaciones al año (48 días en Navidad, más 17 en Semana Santa -a pesar de que muchos de ellos se declaran laicos- más 82 días en verano).

· Putada, es que sus señorías, cuando cesan en el cargo, tengan un colchón del 80% del sueldo durante 18 meses.

· Putada , es que ex ministros, ex secretarios de estado y altos cargos de la política, cuando cesan, son los únicos ciudadanos de este país que pueden legalmente percibir dos salarios del erario público.

· Putada, es que se utilice a los medios de comunicación para transmitir a la sociedad que los funcionarios son los únicos que representan un costo para el bolsillo de los ciudadanos…

· Putada, es que nos oculten sus privilegios, mientras vuelven a la sociedad contra quienes de verdad les sirven, hablando de política social y derechos sociales.

¡Qué Putada!