Para muchos, recibir una carta de Hacienda es señal…automática que se ha equivocado y que, como consecuencia de esa equivocación vas a pagar dinero… ¿porqué?…Hacienda se equivoca…no pienses siempre que el error es tuyo…

O te envía una paralela o, como ellos llaman una “propuesta de liquidación provisional” en la que  en lugar de devolverte la cantidad que tu has establecido inicialmente en tu declaración ellos  te proponen devolver una cantidad menor y te lo acompañan con una hoja para que aceptes y cobres o bien que alegues…Hacienda se equivoca…no pienses siempre que el error es tuyo…

Todo tu entorno, ante esa propuesta aunque menor  suele  aconsejarte (por no decir presionar) de primeras y casi sistemáticamente… “acéptalo, acéptalo, no vaya  sea que por contestar  te miren otras cosas”… a pesar de que se trate  en la mayoría de las veces de una  respuesta a  un “Requerimiento de comprobación limitada” (AQUÍ PODEMOS AYUDARTE EN ESTE CASO) y, como su propio nombre indica es limitado… y no te van a inspeccionar… 

Lo que quiero remarcar en esencia con ello es que existe un miedo de tratar de tu a tu a a Hacienda…Hacienda tiene poder…

Y yo digo, pienso y he comprobado que Hacienda puede equivocarse y de hecho, en mi experiencia se equivoca “a su favor” en muchas más ocasiones de las tu te crees…pero si actúas ante ella, de tu a tu, sin miedo y exponiendo tu criterio o razón pues…si le demuestras documental o con argumentos  que se equivoca pues…te da la razón y…tan amigos…no hay que tener miedo…estas ejerciendo tu legítimo derecho…nada más…

Ese “miedo” ante todo lo que suena a hacienda me recuerda mucho por ser, a mi parecer muy similar al respeto que se tenía hasta hace poco a todo lo que sonaba a banco o director de banco…ahora ya…desmitificado…

Os voy a poner una serie de ejemplos de errores  en los que he visto incurrir a Hacienda últimamente…

Por ejemplo, decir y considerar que no te puedes deducir los gastos de  suministros de  tu despacho porque, sin argumentar documentalmente   dice  que coincide con tu residencia o domicilio particular… y, en consecuencia, unos 1.600€ menos de gastos….si es que lo das por  bueno…”con tal de no discutir”…

Sin embargo si optas  por ir al tu Ayuntamiento pides un certificado de empadronamiento y lo adjuntas a la contestación…por “discutirle” a Hacienda te has “ganado” unos 1.600€ de gastos deducibles que si no no tendrías…este error de domicilio-despacho me lo he encontrado muchas  más veces de las que crees…

En otra ocasión,  Hacienda  presentó un Requerimiento (te puedo ayudar si recibes uno), al cliente, al que tu contestó presentando la documentación pedida y, al haber transcurrido más de 6 meses  sin dar contestación al requerimiento que le planteó, caduca la acción , cosa que aprovecha el cliente para presentar una declaración complementaria porque se ha dado cuenta que te has dejado unos datos… y, al cabo del tiempo recibe  una “apertura de un  procedimiento sancionador” con propuesta de sanción  porque, según Hacienda, el cliente ha presentado la complementaria tras el requerimiento de la Administración… sin tener ella misma en cuenta que, el requerimiento caduca de oficio a los seis meses y, en consecuencia es como si no te hubiera realizado requerimiento alguno…

Pues  bien el cliente tuvo que alegar la caducidad y, entonces  Hacienda le dio la razón y cerró el procedimiento pero…¿ porqué inició el procedimiento sancionador y le envió la propuesta de sanción si, la misma Agencia Tributaria ya sabía que habían transcurrido trascurridos 6 meses y caducado la acción?…y lo que es peor…cuanto incauto recibe esta notificación y acepta la sanción sin más….”para no tener más problemas”…

Y a ti, ¿te ha pasado alguna vez algún caso similar?…

Dada la gran cantidad de consultas y respuestas a estas que he realizado respecto de este tema a lo largo del tiempo es más que probable que en ellas  puedas encontrar una respuesta que se amolde a su caso…si no obstante lo anterior, Usted desea  realizar su consulta para que sea debidamente contestada deberá abonar  previamente 3 euros